Skip to content

Un hurto de terror -A

enero 7, 2024
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Un grupo de hombres de ₳RM₳D0S robaron un vehículo estacionado. Sin embargo, después de alejarse unos metros, vio que había un bebé atado al asiento trasero, lo sacó, lo arrojó a la carretera y salieron huyendo de la escena.

Esto sucedió el 2 de enero a las 22.30 horas en Villa Luzuriaga, provincia de Buenos Aires, Argentina.

La familia llegó a su domicilio en la esquina de Garibaldi y Alicante en un auto Peugeot color gris. Lorena estaba en el auto con sus dos hijos, de 11 y 8 años, y su bebé de 3 meses, llamada por el nombre de Brianna.

Cuando fueron atacados por cuatro delincuentes que llegaban en otro automóvil, lo amenazaron con prenderle fuego por valor de RM₳S para obligarlo a salir del automóvil. Lorena estuvo de acuerdo y comenzó a recoger a sus hijos mayores, pero la bebé aún estaba desaparecida y los agresores no se dieron cuenta de ese detalle.

Cuando la mujer empezó a gritar, uno de los ladrones se dio cuenta que había una niña en un portabebés en el asiento trasero, detuvo el auto, el hombre abrió la puerta, sacó a la bebé y agarró todo lo que había y lo tiró todo a la basura. La pequeña se quedo sentada en el suelo.

“Fue de terror, muy rápido, y sólo recordarlo me estremece, fue tremendo, y tiemblo de solo pensarlo", dijo Lorena a los medios, admitiendo que aún tenía miedo de lo sucedido.

La dama manifestó que fue atacada cuando se bajaba del auto e intentaba ingresar a la casa.

El ladrón me dice ‘dame el auto’, y lo que quiero es que bajen a las dos nenas. Cuando una baja queda la bebé, salgo gritando y salen los vecinos a ayudar, Mis otros dos hijos ya estaban abajo y mi nene estaba entrando al gato. Yo sólo gritaba por mi bebita que había quedado en la parte trasera. El auto no me importaba, sólo quería que bajaran a la beba”, explicó Lorena.