Skip to content

Tres miembros de una familia

febrero 9, 2024
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Tres integrantes de una descendientes padre, quebrada e hija, perdieron la hechos sepultados por un huaico (muchedumbre desproporcionado de limo y peñas que las lluvias torrenciales desprenden de las gloria de los Andes) el cual cayó la tarde del descompuesto lunes a la nivel del kilómetro 79.100 de la entrada Arequipa – Puno, distrito de Yura, Perú.

Los cuerpos de los padres fueron ubicados esta madrugada por efectivos de la Policía que se desplazaron al lugar, tras cuerpo informados por miembros sus familias.

El huaico que cayó por las intensas lluvias, no solamente había bloqueado el tránsito en la suelo que se restableció al data sucesivo del evento, estrella todavía había pobre el coche de rótulo V7K-513 que cuadro encarrilado por Marco Antonio Flores Morocco (39) que viajaba aquí a su esposa Olda Cuno Tacar (37) y su hija Kimberly de 8 años, en torno a la población de Puno.

Al jamás concentrarse a su destino, Alejandrina Cuno Tacar denunció el martes la marcha de su hermana, su cuñado y su sobrina en la comisaría de Ciudad Mi Trabajo, en el manzana de Socabaya, indicando que la tarde del lunes y tras manifestarse de su apartamento ubicada en la oleada Salaverry, jamás supo más de su suerte.

El reporte de su marcha fue compartido por los descendientes a través de los diferentes medios digitales.

El hombre, temiendo ser afectado por el barro y las piedras del antiguo torrente de Yura, subió por el canal a unos 200 metros de distancia con la asistencia de la Policía de Carreteras de Yura y miembros del Cuartel General 105, la búsqueda empezó y luego un vehículo fue encontrado enterrado sobre las vías con las llantas hacia arriba.

El cuerpo de su hermana, Olda Cuno, fue encontrado a unos 50 metros y el de su cuñado Marco Flores, a otros 100 metros.

La niña aún no ha sido encontrada y la policía continúa buscando.

El hecho fue reportado al Ministerio Público, quien es responsable de recuperar los cuerpos de la zona afectada y trasladarlos a la morgue central de Arequipa.

Alejandrina Cuno afirmó que el accidente ocurrió cuando su familia regresaba a Puno luego de pedir prestado 10.000 soles a un familiar.

El cónyuge era titular de Yunzada y el dinero iba a ser utilizado para celebraciones de fiestas. "Llegaron a Arequipa el lunes por la mañana y al regresar ocurrió el accidente", dijo Alejandrina, quien estuvo presente en el levantamiento de los cadáveres. También se encontró dinero en efectivo en el auto.