Skip to content

Tenía 2 años

diciembre 10, 2021

En medio de la conmoción por el horrendo hecho de Lucio Dupuy en Argentina, otro suceso similar ocurre nuevamente en Argentina, donde un pequeño perdió la vida a manos de su padrastro.

El pequeño respondía al nombre de Salomón Antivil y el padrastro fue identificado como Laurentino André. El salvaje hecho sucedió en la provincia de Neuquén.

Eran aproximadamente las 9 de la mañana del lunes, Laurentino llevó a su hijastro de 2 años a la guardia del hospital Horacio Heller, debido a que estaba desmayado.

Pero cuando los médicos lo revisan, notaron que no iba a ser posible salvarlo. Es que el niño llegó sin vida y con varios G0LPES.

Los profesionales de la salud se dieron cuenta que las lesiones que presentaba el bebé eran G0LP1ZAS, además de que tenía su parte privada de atrás desgarrada, lo que activó de inmediato la intervención de la Justicia y detuvieron al padrastro.

Los vecinos también increparon a la madre del pequeño. “De acá se van a ir, el barrio los va a sacar”, dijo una mujer, mientras que otra la señaló por no mostrar D0L0R por perder a su hijo: “Ni una lágrima se le cae por su bebé ASESIN4D0”.

La autopsia que le realizaron al nene, no solo dio a conocer los motivos de su fallecimiento, sino que determinó que el bebé había sido VI0L4D0 SEXU4LMENTE.

Trascendió que el nene de 2 años vivía con su madre y tres hermanos, un bebé y dos chicos y cuatro y cinco años, que quedaron bajo custodia de su abuela materna.

En las últimas horas los parientes del supuesto agresor salieron a hablar ante los medios de comunicación, donde aseguraron que no pueden creer lo sucedido, y que nunca pensaron que Laurentino Andrés podría llegar a esos extremos.

“No esperábamos esto. Lamentablemente. Hasta el día en que la autopsia reveló todo, nosotros poníamos las manos en el fuego por él y confiábamos en él”, expresó Belén, hermana del detenido, en diálogo con el programa "Nosotros a la mañana".

Los familiares ahora miran para atrás y se dan cuenta de que algunas situaciones que pasaban no estaban bien. “Últimamente veíamos cosas medio feas, que le daba besos muy obscenos, lo apretaba, y recién ahora hace dos días que relacionamos esos detalles”, contó.