Skip to content

Se la quería comer.

agosto 25, 2021
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Una mujer que labora en el centro de reptiles de Utah está viva de casualidad. Ella se encuentra en recuperación después de que un caimán le mordiera una mando y luego halara hacia su estanque, durante una presentación.

Un visitante rápidamente entró y la ayudó a soltarse de sus mandíbulas.

La dramática situación vivida que fue grabada, y tuvo lugar durante la fiesta de cumpleaños de un niño de 5 años, informa KUTV.

El video tomado por un invitado muestra a un manejador no identificado en Scales & Tails Utah, en los suburbios de Salt Lake City, hablando a los concurrentes sobre el caimán el sábado cuando le mordió la mano y la arrastró hacia adentro.

El propietario de la compañía Shane Richins, dijo en una entrevista que el manejador estaba abriendo el recinto para alimentar al cocodrilo de 8 pies llamado "Darth Gator", pero esta vez el lagarto "se puso un poco más osado".

Richins le dijo a KUTV que mientras la mano del guía estaba en la boca del cocodrilo, ella sabía que debía irse con él al estanque.

Era la única forma de que el cocodrilo no le despegara su brazo.

Dijo que el centro normalmente tiene una política muy segura cuando los empleados están trabajando con los caimanes.

Pero al parecer eso no se ha hecho cumplir en los últimos años si el trabajador no planea ingresar al recinto.

"Tenemos un protocolo estricto cada vez que alguien se mete con el cocodrilo, pero, en el futuro, volveremos a hacerlo de una manera mas estricta con cualquier acercamiento que tengamos con el cocodrilo", dijo Richins.

Después de meter al manejador al estanque, el cocodrilo comenzó a dar vueltas y mantuvo sus mandíbulas apretadas mientras ella luchaba por liberarse.

Uno de los invitados, luego identificado como Donnie Wiseman, gritó, "¡Tenemos problemas aquí!". antes de saltar al agua y subir sobre el gran lagarto que quería comerse a la joven.

Otro espectador se llevó a los niños mientras gritaban, para que no vieran lo que pasaba.

Wiseman logró inmovilizar al caimán, y el adiestrador les dio a él y a otro hombre, Todd Christopher, instrucciones para ayudarla a salir de la peligrosa situación.

Wiseman se quedó encima del reptil hasta que este se calmó, abrió la boca, y dejó a la mujer libre.

"Ella era tan profesional y capacitada y sabía qué hacer en una situación como esa, me alegro de que ella estuviera allí", dijo Wiseman a KUTV.

Wiseman dijo que no sabía cómo saldrían de esa. "Esperaba de que la policía llegara y le disparara".

La esposa de Christopher, que tiene experiencia en enfermería, le dio los primeros auxilios antes de que llegaran los equipos de emergencia.

Richins dijo que la manipuladora se sometió a una cirugía y está mejorando.

El negocio de West Valley City dijo el domingo que está "bien y todo esta volviendo a la normalidad".

Según su sitio web, Scales & Tails Utah es un negocio familiar que ofrece presentaciones educativas sobre reptiles, aves, arañas y escorpiones.

Saludó a los visitantes que corrieron en ayuda de la manejadora.

"Estos caballeros podrían haberse quedado en la zona de seguridad, mirando la escena como lo haría la mayoría de nosotros, pero en cambio se lanzaron por su propia voluntad, y ayudaron a asegurar el caimán", dijo la compañía en un comunicado de prensa.

"Su ayuda, combinada con la capacitación de nuestro miembro del personal, probablemente le salvó la vida y su brazo".