Skip to content

No soportó.

marzo 7, 2022

Esta historia empezó con un perro callejero llamado Malevo, quien merodeaba la unidad del Ejército Olavarría, provincia Buenos Aires, Argentina. Los propios militares del lugar pronto le abrieron puertas y le dieron comida.

Sin embargo, uno de los oficiales llamado Martín Orellana, fue fotografiado, se supone, por otro miembro del ejercito, arrastrando con una correa al animal, que ya estaba sin vida.

La imagen se hizo viral y en toda la región se estableció que el oficial Martín Orellana había T0RTUR4D0 y le había quitado la vida al perro llamado Malevo.

El caso tomó mucho auge en la ciudad, y siguió creciendo en las redes sociales y llegó hasta los medios nacionales. El ASES1N4T0 de Malevo se viralizó rápidamente y la identidad del acusado derivaron en mensajes muy duros para con el militar, con referencias a su vida personal y supuestos antecedentes.

Hasta la vivienda particular del individuo se difundió en los medios, incluso algunos vecinos alegaron que Orellana que se encontraba en tratamiento psiquiátrico y medicado, según datos aportados por fuentes del caso, no habría logrado sobrellevar con éxito.

Luego varias personas llevaron a cabo una manifestación para denunciar el caso y pedir sanciones contra el oficial. Ese video lo tenemos más abajo aquí.

En coincidencia con esa primera manifestación frente al regimiento, miembros del ejercito también había publicado un mensaje en el que de manera casi explícita reconocía la responsabilidad de un oficial de esa fuerza en el fatal destino de la noble mascota.

Una fuerte denuncia contra el militar, se había impulsado por la perdida de la vida del perro. Esta se presentó en la sede de la Policía Federal. En esa dependencia se pusieron a disposición para que se avance con la investigación y determinar si era culpable o no del hecho que se le imputaba.

Foto del perro Malevo en vida.

La presión social fue tan fuerte por lo sucedido con el perro, que el oficial del Ejército Argentino Martín Orellana, fue encontrado sin vida esta mañana en un parque de la ciudad.

Las autoridades confirmaron que el cuerpo el suboficial, fue encontrado colgado de un árbol en Parque Helios Eseverri.

“Es absolutamente inesperado lo que ocurrió”, aseguró una integrante de una de las entidades proteccionistas que hicieron denuncia pública de el ASES1N4T0 de Malevo.

“Esperábamos para él solamente una sanción tanto administrativa como judicial, pero jamás nos imaginamos que esto pudiera acabar de esta manera”. En caso de ser considerado culpable, Orellana podía afrontar penas de hasta un año tras las rejas.

Esta tarde estaba previsto, según lo solicitado por el fiscal Urlezaga, la autopsia para determinar las causas del deceso, pero todo indica que se quitó la vida.

Según informes consultadas el militar no dejó ninguna carta ni aviso previo sobre los motivos que lo habrían llevado a tomar esa difícil y tajante decisión.