Skip to content

Nayara Queiroz Farias

febrero 13, 2024
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Como dice el refrán: no existe el crimen perfecto. Lo ocurrido el pasado sábado en una casa del barrio San Miguel de Curitiba, en el estado brasileño de Paraná, es prueba de ello.

Nayara Queiroz Farias, de 25 años, es encontrada muerta y su esposo les cuenta a todos que ella estaba "poseída" y se suicidó.

La Policía Popular encontró pruebas de que, de hecho, el esposo que la mató a ella y a su hijo de dos años. El tipo le contó a la policía el incidente a su manera, pero el hombre fue detenido.

Aproximadamente a las 6 de la noche del incidente, el hombre llevó a su madre, su hijo y su tía a la casa de Nayala para buscar ayuda, diciendo que estaba muy sobresaltada.

“Su marido empezó a exaltarse diciendo que ella se estaba atacando, pegándose en la cabeza contra la pared y dijo que nunca la había visto tan morada. Me asusté mucho, salí así de la casa y nos fuimos para allá”, dijo dijo la hermana de la niña, Nella Nayla Queiroz.

Después de regresar a casa, la gente empezó a hablar de lo que pasó con Nayara. Mi hermana entró a la casa y como estaba lloviendo y no había luz, se puso a buscarla.

"Tomé la llave de la casa, porque la había cerrado con llave, abrí la puerta, no había luz. Entré, la llamé y cuando llegué a la tercera habitación no la encontré. Él ni siquiera había entrado a la casa, dijo que tal vez ella se había ido".

"Cuando abrí la puerta del baño, decidí encender la linterna, le di con la linterna en el pie, ella estaba apoyada contra la pared, su cara era enorme, con los dientes rotos, morado, morado morado, me desesperé, grité. Intenté llamar a la policía. Le pedí que llamara a la policía, no hizo nada, incluso abrió la ducha para intentar despertarla”, dijo la hermana de la niña.

Alguien llamó a la policía por un vecino. Después de que llegó el equipo, el hombre se estaba contradiciendo.

La afirmación no cuadraba, porque dijo que envió un mensaje diciendo que Nayara estaba intentando quitarse la vida, y ningún mensaje llegó a nadie. No había nada que indicara que se tratara de un SÜ❙C❙D❙0. Vieron marcas en su cuello, ya las conocen. No estaban obteniendo la información correcta”, dijo Nella, la hermana de la niña.

Cuando quiso huir, el hombre dijo que los días de la niña habían terminado y se suicidó. Aún así, la hermana de Nayara dijo que la casa no tenía señal de S₳NGR€ en el hogar, y ella estaba desfigurada y morada.

Él siempre decía que mi hermana estaba poseída por María Padilha, mi hermana nunca dijo eso y él decía que estaba loca, que estaba poseída. No tiene sentido porque ella era evangélica, iba a la iglesia, hasta el pastor nos llamó”, comentó la hermana.

El hijo de la pareja, que se encontraba en la casa en el momento del hecho, acabó dando a la policía más pruebas de que su padre había hecho algo.

“Mi sobrino de dos años vio todo. Uno de los policías, que habló con mi sobrino de dos años, el niño le dijo “mamá la M₳TÓ, papá hizo pow y se cayó” […]. Tengo muchas ganas de que se quede preso y pague por todo lo que hizo por mi hermana, porque nadie merece lo que ella sufrió. Realmente espero que se pudra en la cárcel”, dijo Nayla.

El equipo de la División de H0M❙C❙D❙0S y Protección Personal (DHPP) acudió al lugar para confirmar lo que, inicialmente, fue un SÜ❙C❙D❙0.

“En conversación con su esposo, informó que Nayara hizo señas, diciendo que estaba poseída por cierta entidad, y que la tenía alrededor de su cuello y que fue esta entidad la que le quitó la vida. Dada la falta de coherencia en la narrativa y porque científicamente es muy improbable, nunca habiendo dicho una situación así, que una persona pueda quitarse la vida de esta manera, resulta que era mentira”, dijo la delegada Aline Manzatto.

La policía confirmó que la casa estaba cerrada cuando la hermana de Nayara fue allí con su cuñado.

“Entonces resulta que cerró la casa, se encontraba solo cuando supuestamente Nayara le estaba quitando la vida dicha entidad, entonces todo esto nos lleva a creer que fue el autor del hecho. El marido fue acusado de FEM€N❙C❙D❙0”, concluyó el delegado.

Nayara deja atrás a su hijo de dos años. El cuerpo fue enterrado este lunes por la tarde, en el Cementerio Municipal de Boqueirão.