Skip to content

Madre e hijos

febrero 7, 2024
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Tres personas fueron electrocutadas en una piscina de una finca en Rio Blanco do Sul, en el área metropolitana de Curitiba en Brasil.

La abuela y la madre de los fenecidos informaron que su hija y su nieto le enviaron fotografías y videos la tarde del pasado domingo, momentos antes de que ocurriera la tragedia. Según su abuela, Ivone da Silva Santos, todos estaban felices antes del infortunio.

"Todos estaban felices, me enviaron fotos y videos. Era la 1:13 pm cuando mi nieta me envió un mensaje de texto con un video de ellos jugando. Había un tobogán, subieron y bajaron. Todos estaban felices y de repente escuché la noticia",  recuerda Iborn.

Los que perdieron la vida en el caso fueron Roselli da Silva Santos, de 41 años, y sus hijos, la joven Emily Ryan de Lara, de 23 años. Agnel Cowan Coutinho dos Santos, de 17 años, estaba embarazada y era adolescente. Otras nueve personas resultaron con lesiones.

Según relatos de testigos presenciales, el hecho se produjo luego de que una rama de pino cayera sobre un tendido eléctrico, se rompiera y cayera en una piscina ubicada allí.

La policía civil está investigando este incidente. El jefe de la investigación, Gabriel Fontana, explicó que si bien la finca funcionaba como parque acuático, fue registrada como "microempresario individual" (MEI) para la operación de limpieza.

Este incidente fue traumático para las familias de quienes perdieron la vida. Ahora, Yvon busca consuelo en su fe. “Le pido a Dios que me dé fuerzas. "No es fácil, Dios", se lamentó.

Los bomberos informaron que era difícil encontrar el lugar exacto debido a la falta de señal de teléfono móvil, pero proporcionaron varios recursos, incluido un helicóptero del Batallón de Policía de Operaciones Aéreas Militares (BPMOA), que no llegó. a condiciones desfavorables. Condiciones atmosféricas para la aviación.

Los tres fallecidos fueron trasladados por otras personas presentes en el lugar y la Unidad Móvil de Emergencia Médica (SAM) hasta la Estación de Emergencias (UPA) en Rio Blanco do Sul, donde posteriormente fueron atendidos en estado muy delicado y fue trasladado por bomberos al Hospital Evangélico de Curitiba.

Testigos informaron que alrededor de 40 personas se encontraban dentro del local alquilado por el grupo en el momento del accidente. Aunque no llovía, los fuertes vientos provocaron la caída de ramas de pino sobre el tendido eléctrico, provocando un accidente.

Entre los heridos el día del accidente, una persona de entre 7 y 34 años sufrió heridas graves, dos sufrieron heridas y seis sufrieron heridas leves.

Las nueve personas fueron trasladadas al Hospital Cajul, Hospital Calon, Hospital Trabalijador y Hospital Evangélico en Curitiba y la región capital.

Hasta el martes pasado ocho personas habían sido liberadas. Un amigo de Roselli, de 27 años, fallecido en el accidente, se encuentra ingresado en el Hospital Trabalihador y se espera que reciba tratamiento al dia siguiente.