Skip to content

Lynlee Boemer

febrero 10, 2024
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

La historia de un bebé "nacido dos veces" llamado Lynley Bohmer en Texas, EE. UU., se volvió viral y muchas personas en todo el mundo comentaron sobre el hecho, convirtiéndolo en un milagro. Los médicos la salvaron cuando la sacaron por primera vez del útero de su madre.

La experiencia tuvo lugar en la ciudad sureña de Lewisville, y Inside Edition ha podido saber que la madre de la niña, Margaret Bohmer, que todavía está viva y bien de salud, tuvo un embarazo muy peligroso, dijo en el vídeo.

A las 16 semanas de embarazo, se informó a los padres que el feto tenía un extraño tumor en su cóccix llamado teratoma sacrococcígeo, que ocurre en 1 de cada 40.000 embarazos.

Tuvimos la opción de la cirugía fetal, pero no tomamos la decisión hasta las 23 semanas cuando nos dijeron que el bebé tenía un problema cardíaco. Así salió Lynley del útero, gracias a los médicos que la sacaron para extirparle el tumor.

“Fue un poco de pánico y nerviosismo […] pero sabía que era lo que había que hacer para darle vida”,  dijo a los medios la ahora madre de dos niñas.

El cirujano Oluyinka Olutoye, pediatra y codirector del Centro Fetal Infantil de Texas, dirigió la operación pero luego dijo que la recuperación de la mujer fue difícil.

Por suerte la cirugía salió bien. Los médicos terminaron su trabajo en 20 minutos y devolvieron a la niña al útero. Margaret pudo tener al bebé otras 12 semanas.

Así nació Lynlee a las 36 semanas y 5 días y fue un milagro para una familia que superó tan gran adversidad. Así como la colombiana que afirma que murió su perro, quien dio su vida por ella, que nació en coma.

Ocho días después de nacer tuvo que ser sometida a otra cirugía y luego estuvo 24 días en cuidados intensivos, pero ahora se está desarrollando como cualquier otra niña y aún está en observación, ya se recuperó completamente.