Skip to content

Luis Ángel Ramírez Lares

diciembre 22, 2022

El pasado lunes por la noche, un niño de origen duranguense perdió la vida en el estado de Chihuahua, México, luego asfixiarse con una piedra pequeña, mientras jugaba con ella.

La asociación Amigos Unidos de Delicias A.C., hizo del conocimiento a través de sus redes sociales el caso en el que, tras el deceso del menor, pidieron la colaboración de la ciudadanía para recaudar fondos, ya que la familia es de escasos recursos.

El niño fue identificado como Luis Ángel Ramírez Lares, de dos años de edad, originario de un poblado del municipio de Tepehuanes, Durango.

Fue la madre del menor Inocencia Johana Ramirez, quien relató que tras una discusión con su pareja, alrededor de las 23:00 horas del lunes, su esposo la corrió de la casa.

La mujer emprendió su partida y caminó a orilla de una carretera, deteniéndose un momento para descansar, mientras, su hijo jugaba con unas piedras; en un descuido, Luis Ángel se introdujo una de ellas en la boca y se la tragó.

Al darse cuenta de que su hijo se ahogaba, entró en pánico y pidió ayuda a los autos que transitaban por la vía, hasta que fueron auxiliados por un conductor que los llevó al Hospital Regional de Delicias, donde arribó sin signos vitales.

El caso conmovió a la asociación Amigos Unidos de Delicias A.C., quienes organizaron una colecta para juntar los fondos necesarios para cubrir los gastos funerarios y el traslado del cuerpo, así como de su familia de Tepehuanes, Durango, donde será sepultado.