Skip to content

Helena Dias Sabino

noviembre 25, 2022

Los padres de una niña de 8 años identificada como Helena Dias Sabino, que perdió la vida en el Hospital Infantil de Maternidades Alzir Bernardino Alves (HIMABA), en Vila Velha, en Brasil, acusan al hospital de negligencia.

Rhaisa Cristina Dias Machado de 30 y  Renan Luiz Sabino de 35, padres de la menor acusan al Hospital ya que ellos dicen que por falta de un especialista su salud empeoró.

Según los padres de la niña ella necesitaba una cita con el neurólogo el viernes 14, pero el especialista pasaría por la unidad el lunes siguiente.

Acontece que los padres fueron a la sala de emergencias de Glória, donde la niña fue atendida primero y luego llevada al hospital.

En la sala de emergencia de Gloria fue diagnosticada con una inflamación en el oído derecho, donde le pusieron una inyección y antibióticos para que los siguiera tomando en casa.

Ella ya estaba tratando el dolor de oído. En la mañana del viernes 14, se despertó gritando con dolor en la cabeza. La llevamos al HIMABA y dijeron que no podían colaborar sin una remisión”, dijo la madre.

Entonces fueron a la emergencia de Gloria, a conseguir la remisión, y luego volvieron al HIMABA.

En el hospital, como a las 11 de la mañana, contestó el médico y dijo que el problema no era el oído. Ordenó análisis de S₳NGR€, que estaban listos alrededor de las 6 de la tarde. En ese momento mi hija tuvo un ataque de vómitos y un dolor muy fuerte”, expresó la madre.

En el período, un médico, después de realizar una tomografía computarizada y un electroencefalograma en Himaba, identificó la necesidad de que la niña fuera consultado por un neurólogo, el día 14 (viernes), según Rhaisa.

Pero según los padres, se les informó que el hospital no tendría un neurólogo de guardia y que el especialista visitaría la unidad recién el lunes (17).

Había un neurólogo de guardia en el Hospital Infantil de Vitória y me dijeron que podía tomarlo yo misma, pero decidí no tomarlo por mi cuenta”, dijo la madre.

Del sábado (15) al domingo (16), Helena tuvo tres convulsiones y entró en coma, siendo llevada a la UCI. Recién el lunes llegó un neurólogo al hospital, según los padres.

Dicen que, en ese momento, fueron informados que el equipo estaba esperando que la niña tuviera una mejoría clínica, ya que había una vacante en el Hospital del Niño de Vitória.

Pero la imagen evolucionó al protocolo de MÜ€RTE cerebral, confirmando su deceso el martes siguiente.

Al hacerle la autopsia y entregarle el acta de defunción determinaron que su deceso fue por edema cerebral, trombosis del seno cavernoso, causado por sinusitis.

Por tal razón los padres se quejan de que si un neurólogo hubiera evaluado los exámenes, podría haber salvado a su hija.