Skip to content

Francisca Dávila

noviembre 9, 2023
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Kassandro de Góes, un joven de 19 años, fue arrestado después de confesar el ataque de una trabajadora nocturna en el centro de Fortaleza, había vendido su teléfono celular horas antes del crimen para comprar el arma blanca que utilizó para atacar a la mujer.

El sospechoso compareció en una audiencia de custodia el miércoles y su arresto en flagrancia fue convertido en prisión preventiva.

Según el informe de arresto, el joven declaró durante su interrogatorio en la Delegacia de Defesa da Mulher (Delegación de Defensa de la Mujer) dijo que vendió su teléfono y compró el arma con la intención de acabar con la vida de la trabajadora con la que había tenido un encuentro.

Por la tarde, regresó al lugar donde había conocido a la trabajadora y, al no poder quedarse con la misma mujer, que aparentemente era su objetivo, se fue al cuarto con Francisca Dávila Siqueira da Silva, de 24 años.

En la decisión que llevó a la conversión de Kassandro en prisión preventiva, la jueza de derecho Adriana da Cruz Dantas, del 17º Juzgado Penal, tuvo en cuenta los actos del sospechoso que mostraban un grado acentuado de peligrosidad por su parte.

"La frialdad demostrada por él durante el interrogatorio policial, describiendo con riqueza de detalles la forma en que cometió el hecho, revela un grado acentuado de peligrosidad, falta de frenos inhibitorios y desajuste de comportamiento”.

“siendo posible concebir que, en libertad, pueda volver a tener actitudes socialmente peligrosas, volviendo imperativa la detención preventiva, con el fin de precautelar la sociedad y garantizar el orden

ENLACE A LAS FOTOS FUERTES