Skip to content

En su celular.

julio 27, 2021

Una mujer acaba de ser sentenciada a 33 años de prisión, por haberle quitado la vida a su hijo de un año y medio, en un hecho sucedido en la ciudad de Decatur del estado de Illinois en los Estados Unidos

Jessica Logan, de 27 años, cumplirá una sentencia completa en prisión; para el momento de su liberación, tendrá 63 años.

Jessica Logan hizo una llamada al 911 diciendo que en un momento fue a la cocina de la casa y cuando regresó a la habitación, encontró que su hijo, Jayden Comage, no respiraba ni respondía.

Cuando las autoridades llegaron a la casa y revisaron el lugar de la escena, encontraron que el niño estaba frío y rígido, sin signos de vida.

Para la investigación se buscó un detective de la policía de Decatur que está capacitado en el análisis de llamadas telefónicas de este tipo que se hacen al 911 y dijo que la llamada telefónica de Jessica Logan mostraba múltiples indicadores de culpabilidad.

Los oficiales que llegaron al lugar de la escena donde se encontraba el cuerpo sin vida del bebé, dijeron que Jessica Logan estaba llorando, pero su emoción parecía forzada, fingida y no genuina.

Cuando se le preguntó si fue ella quien le había quitado la vida a su hijo, la policía dijo que Logan lo negó, pero no mostró ninguna emoción y no parecía afectada.

Pero una de las pruebas definitivas, fue cuando revisaron el teléfono celular de Jessica Logan, ella había buscado "cómo se asfixia" en Google el día antes de que el niño fuera encontrado sin vida.

Durante el juicio donde se le sentenció a 33 años, la única vez que le salieron lágrimas fue cuando habló de su madre, pero cuando hablaba de lo sucedido con su hijo, era como si nada.