Skip to content

En la habitación.

diciembre 1, 2021

Una madre con el corazón roto, revela como encontró que su hijo adolescente se había quitado la vida, después de que él se quedó en su cuarto y no cenó con la familia, en un hecho sucedido en Calder Valley en Lancashire, Inglaterra.

La madre, Gemma Wall, compartió con la prensa los detalles. Ella estaba preparando una comida cuando llamó a su hijo Dixon Strachan para que bajara a cenar, pero él nunca bajó. Dixon fue encontrado por uno de sus hermanos AH0RC4D0 en su habitación.

En una publicación conmovedora en las redes sociales,  la madre dijo que estaba desconsolada por la pérdida de su hijo.

Ella escribió: “Todo ha cambiado. Seguimos como antes, pero con una tristeza, una pesadez que no se va."

"Todavía reímos, pero lloramos mucho también. La casa está más tranquila, pero falta alguien importante y jamás lo tendremos con nosotros nuevamente. El D0L0R de perder a su hijo es realmente grande, horrible".

Solo unos momentos antes de quitarse la vida, Dixon había estado jugando con su hermano Archie "arrojándose cojines el uno al otro" en su casa.

Gemma dice que no notó nada inusual sobre cómo estaba actuando su hijo antes del hecho, se veía contento.

Todos se preguntaban qué habría pasado con ese chico, por donde quiera que buscaban, no encontraban respuestas sobre el motivo que habría tenido para cometer el hecho.

Sin embargo, dos meses después, a medida que la investigación avanzaba, el hermano de Dixon encontró mensajes en Instagram que "demostraban claramente" que el chico estaba pensando en quitarse la vida.

Las autoridades informaron que los mensajes encontrados desde un año antes hasta tres días de cometer el hecho, dieron claros indicios sobre su estado mental.

La madre dijo a las autoridades: "Nunca pensé que haría algo así, nunca nos mencionó nada sobre quitarse la vida o la depresión, estuve con él casi todos los días de su vida y hubiera esperado haber visto o notado algo".

Basado en los mensajes en Instagram, las autoridades llegaron a la conclusión de que el adolescente se había quitado la vida.

El informe indica que después de dos meses de la investigación, se puede ver que el joven tenía pensamientos de quitarse la vida en los mensajes que publicaba en Instagram.

Después de la investigación, Gemma instó a cualquier persona en el Reino Unido que luche con problemas de salud mental a comunicarse con Papyrus, una organización benéfica para la prevención jóvenes que atentan contra su vida.

La verdad que es una situación difícil para esa madre, que de seguro estaba dispuesta a hacer lo necesario para evitar que su hijo se quitaba la vida, el problema es que ella nunca se pudo percatar de ello, ya que su hijo se comportaba de manera normal, como de costumbre, toda su pena y pensamientos, solo los desahogaba en las redes.FUENTE: THE SUN