Skip to content

Un email.

octubre 29, 2021
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Otro hecho muy lamentable, donde una estudiante universitaria se quitó la vida luego de leer un mensaje que había recibido por correo electrónico, en un hecho sucedido en Gales del Reino Unido.

La joven fue identificada como Mared Foulkes, de 21 años, había estado estudiando productos farmacéuticos, en la Universidad de Cardiff y estaba en su segundo año.

La investigación de las autoridades reveló que ella tomó la decisión, luego de haber recibido un correo electrónico automático de la universidad diciéndole que había reprobado sus exámenes y que no podría continuar en su tercer año.

Lo peor de todo es que a la señorita Foulkes, de Anglesey, Gales, le dijeron que había reprobado su examen con un 39 por ciento, cuando en realidad fue un error, ya que ella había aprobado con un 62 por ciento.

Ella luego de leer el correo erróneo, decidió lanzarse de un puente, antes de que se enterara que se trataba de un error. Su madre dijo que el hecho fue un "resultado directo" de recibir el correo electrónico.

El 39 por ciento estaba relacionado con un examen que había reprobado el 26 de marzo y no con el examen que había tomado y aprobado el 24 de abril.

Iona Foulkes, su madre dijo que su hija "Recibió un correo electrónico automático, no había nada personal, ninguna llamada telefónica, nada.

Ella creía que todo había sido un fracaso y el correo electrónico decía que no podía continuar con su título.

“Se dedicó a su curso y a su trabajo en la farmacia, se horrorizó al pensar que tendría que dejarlo todo".

"Ella pensó que todos sus sueños y aspiraciones hubieran terminado, para una joven de 21 años, eso es algo sumamente difícil".

Iona, madre de dos hijos, creía que el tutor del curso debería haber hablado directamente con su hija y añadió que los padres deberían saber cuándo deben entregarse los resultados de los exámenes, y también la manera como lo deberían de hacer.