Skip to content

Diana Magali Sánchez Terrones

febrero 6, 2024
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Los familiares de Diana Magalí Sánchez Terrones, de 26 años, desaparecida el 26 de enero, fue hallada cerca del lago Sulluscocha en Cajamarca, Perú, luego de una investigación policial que le quitaron su vida y después fue enterrada.

El día de su desaparición, la joven les dijo a sus familiares que se dirigía a la Plaza de Armas en el centro de Cajamarca a hacer unos mandados.

Desde entonces, la joven no ha regresado y se inició una intensa búsqueda de sus parientes.

La confesión de este atroz crimen fue realizada por la expareja de la joven, Daniel Santos Saavedra Espinoza, quien aún se encuentra bajo custodia de la Policía Nacional.

Ante los hechos, el juez Javier Chávez Ramírez del Juzgado Primero de Instrucción de Cajamarca declaró pedido de prisión preventiva máxima de 72 horas para el autor confeso. Fue juzgado por delitos contra la vida, el cuerpo y la salud de la chica, se trata en la modalidad FEM€N❙C❙D❙0.

El juez basó su decisión en el hecho de que tenía pruebas sustanciales de que la persona interrogada estaba involucrada en un delito y presentaba riesgo de fuga.

Esto les permitirá realizar procedimientos del Departamento de Estado, identificar plenamente a quienes presuntamente quitaron la vida a Diana Sánchez y establecer el alcance de su injerencia en el hecho ilícito.

De igual manera se encuentra bajo custodia judicial (72 horas) confirmó que procede imponerle las siguientes medidas.

Los últimos resultados de la investigación muestran que Santos Saavedra no cometió solo el crimen.

Durante el interrogatorio, el principal sospechoso declaró dónde había enterrado el cuerpo y la Policía Nacional tomó las medidas pertinentes para recuperar el cuerpo del fallecido para que se pudiera realizar la autopsia forense que determinara la verdadera causa de su deceso.

Indica que la persona ha sido detenida y se le imputará todo el caso. Los familiares también sospechan de la esposa del prisionero.

Las imágenes obtenidas por la policía sugieren que la esposa del preso será cómplice, al igual que los demás, ya que el tamaño del pozo en el que fue enterrada la joven hace que no sean sólo una o dos personas.

Los familiares decidieron llevar el cuerpo a su tierra natal, Solotzko, en Serendin, para darle cristiana sepultura y su último adiós.