Skip to content

Daira Alexandra Alzate Pinzón -C

noviembre 8, 2023
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Un nuevo caso de FEM€N❙C❙D❙0 se registró La mañana de este martes en una casa del barrio Santa Isabel de Los Mártires, Bogotá, Colombia, en una joven fue ultimada salvajemente a manos de su pareja sentimental.

La víctima era llamada Daira Alexandra Alzate Pinzón, de 28 años, quien vivía con sus dos hijos y su esposo en una casa del barrio Santa Isabel, al sur de la capital colombiana.

El hermano de la víctima, Diego Mauricio Alzate Pinzón, narró los hechos que derivaron en la tragedia y dijo que la noche del pasado lunes 6 de noviembre se encontraron con el presunto agresor. Se habló con la víctima y no tuvo ningún problema.

Alzate Pinzón dijo: “El lunes en horas de la noche nosotros estábamos compartiendo con el susodicho, en ese momento las cosas estaban bien. Llegamos a las 10 p. m. a la casa a comer, dejé a mi papá, porque él vive ahí, cerca de donde vivía mi hermana y mis papás, se quedaron en la casa y yo me fui para mi casa. Cuentan que todo sucedió hasta después de la medianoche”.

El presunto agresor fue identificado como José Miguel Sánchez, de Santuario, Antioquia, según el hermano de la víctima.

El sujeto vivía con una mujer y dos hijos de otro ex amante de Daira Aleksandras, un menor de 5 años y un niño de 9 años.

Alsacia Pinzón dijo: "Obviamente fue un ataque de celos porque psicológicamente era alcohólico y de hecho el hombre tenía problemas psicológicos por haber sido abandonado".

El hermano de la víctima dijo que pudo haber comenzado cuando Della Alexandra le dejó claro a José Miguel que ya no quería vivir con él y le expresó su deseo de terminar la relación de dos años. "Hubo un momento cuando estábamos allí que ella le dijo la verdad que ya no quería estar con él, dijo que quería vivir, estar tranquila y vivir con sus hijos. Eso fue lo que pasó", dijo la víctima del hermano.

Alsacia Pinzón continuó: "Hubo muchas veces que le mencionó a mi hermana que si no era él en ese momento, no sería nadie más, pero todo quedó en los comentarios y no salió hasta hoy porque mi hermana. Nunca se dijo nada y no sabemos si él la amenazó abiertamente o algo así, porque su carácter y todo acerca de quién es ella ha cambiado mucho".

El caso salió a la luz ayer por la mañana (martes 7 de noviembre) cuando uno de sus hijos de nueve años se levantó, se preparó y se dispuso a ir a la escuela, sólo para descubrir que su madre no se había levantado. Después de hacer los deberes y desayunar, el tercer niño llamó a su abuela y le dijo que tenía que estudiar, pero su madre aún no se había levantado a preparar el desayuno.

“En ese momento mi mamá llamó a mi hermana y ella no le respondió el teléfono, como mis papás viven en la casa de al lado de la de mi hermana, entonces ella fue, abrió la puerta y cuando lo hizo encontró a mi hermana tirada en el piso en un charco de sangre y sin signos vitales. De inmediato me llamó a mí, dejé todo y me fui de una para donde mi mamá”, Dijo Alzate Pinzón entre lágrimas.

Al lugar arribaron agentes de la Policía Municipal de Bogotá, quienes se encargaron de acordonar el área del presunto feminicidio para un examen más detallado del cuerpo y del lugar. "Cuando lo vi tendido en el pavimento, no supe que hacer".

“cuando la vi en el suelo tirada, no hice nada más sino tirarme a llorar, mi hermanita no se movía, estaba con sus manitas recogidas, en ese momento no pude hacer nada, ni tocarla, ni mirarla”, describió el hermano de la víctima.

Al momento del hecho, el menor y el hijo de la asesinada escucharon la discusión entre la madre y el hombre, miraron y gritaron, pero este no recibió ayuda y nadie del barrio acudió a buscar ayuda. "El niño dijo que vio al hombre preparar su ropa y su maleta y salir en las primeras horas de la mañana", dijo Alzate Pinzón.

Un menor que vivía con sus abuelos entró en crisis al escuchar lo que le pasó a su madre, llorando y preguntando por su estado.

La causa aparente de la muerte de la mujer sugiere que pudo haber sido una herida contundente en la espalda, aunque el asunto sigue bajo investigación.

Respecto a la presunta fuga del agresor, las autoridades investigan una cámara que podría determinar el rumbo de la fuga del imputado. Se desconoce el paradero del victimario, luego de emprender la huida.