Skip to content

Ana Luiza Silva Gomes

enero 18, 2024
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

El pasado martes, una niña de 12 años de nombre Ana Luisa Silva Gómez fue encontrada muerta en la acera de la calle Marruecos Filho del barrio Bela Vitoria, al noreste de Belo Horizonte, Minas Gerais, Brasil.

El principal sospechoso, un hombre de 25 años, fue detenido por la Policía Militar e imputado en este caso.

Según los militares, el joven dijo que se sentía mal y le faltaba el aire después de tomar sustancias ilegales.

En el apartamento del sospechoso, las tropas encontraron una botella que contenía un paquete de una sustancia que se cree que era C0C₳ÍN₳ y un condón usado.

Según las cámaras de vigilancia, la niña ingresó a una vivienda en la calle Marruecos Filho alrededor de las 10:13 horas con un hombre de 25 años, identificado como Davi Martins Santos.

Tres horas después, la cámara capturó al mismo hombre vestido con ropa diferente, mirando hacia la calle. Poco después lo encontraron dejando el cuerpo de la niña en la acera.

Fuentes consultadas por Itatia dijeron que la niña había consumido drogas ilegales poco antes de su muerte. Sin embargo, esta hipótesis sólo puede confirmarse o descartarse tras una investigación de expertos.

El sospechoso le dijo a la policía que la niña pidió un vaso de agua. Se dice que la niña se drogó en el lugar y se enfermó.

La muerte se registró como "no concluyente". Este incidente debe ser investigado por la policía civil.

Una psicóloga que atendió el tratamiento de Ana Luisa Gómez dijo que la niña de 12 años nunca había tomado ningún químico.

"Ana nunca fue consumidora de ninguna sustancia. Estaba tratando un tema de salud mental. Una niña que iba evolucionando muy bien, muy bien recibida, respondiendo bien al tratamiento. Ella nunca fue consumidora de sustancias, era una niña. Era infantil, no hubo malicia", dijo la psicóloga Rafaela Rossi, que seguía a la niña desde hacía un año.

El cuerpo de la niña fue enterrado a primera hora de la tarde de este miércoles pasado. El entierro tuvo lugar en el Cementerio de Saudade, en la región este de la capital de Minas Gerais.