Skip to content

Amanda Partata Mortoza

diciembre 22, 2023
Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

El pasado miércoles por la noche, la policía de la ciudad brasileña de Goiás arrestó a Amanda Partata Mortoza quien tiene 31 años, bajo sospecha de envenenar a su padrastro Leonardo Pereira Alves, de 58 años, y a su madre Luzia Teresa Alves, de 86 años.

Las dos personas fallecieron poco después de comer dulces de la famosa pastelería de Goiania. Este incidente causó un gran revuelo y se llevó a cabo una investigación exhaustiva y de manera profunda.

El caso sigue siendo un misterio, pero se detallará en una conferencia de prensa este jueves (21 de diciembre), donde la policía proporcionará más información sobre las circunstancias que llevaron al arresto de la imputada Amanda.

La Dirección Estatal de Investigación H0M❙C❙D❙0S (DIH) había negado previamente la responsabilidad de la fábrica de confitería por los decesos.

Amanda, que actúa como psicóloga y terapeuta conductual en las redes sociales, fue confirmada no registrada como profesional activa por el Consejo Regional de Psicología de Goiás y tras su detención fue detenida en virtud del DIH por la Policía de Goianía a la sede dentro de la comisaría, ella negó con vehemencia los cargos y mantuvo su inocencia.

El vídeo muestra a Amanda, vestida de negro y con el pelo cubriéndole parcialmente el rostro, saliendo del coche de policía y entrando a la comisaría.

Luzia y Leonardo, madre e hijo respectivamente, desarrollaron síntomas que incluyeron vómitos, diarrea y dolor abdominal después de comer los dulces el domingo pasado.

Las sospechas sobre los dulces surgieron en un informe de un familiar, pero la policía negó cualquier participación del familiar y profundizó su investigación, lo que llevó al arresto de Amanda.

Según el informe policial, el hijo y su madre comieron dulces por la mañana y se enfermaron unas tres horas después.

Aunque se intentó tratamiento en el Hospital Santa Bárbara de Goiania, ninguno de los dos sobrevivió. El caso se complica aún más con Amanda, de Itumbiala (GO), que afirma haber consumido los dulces en pequeñas cantidades.