Skip to content

A sus dos hijos.

febrero 15, 2022

Seferina Quispe Mamani debía permanecer presa en una cárcel hasta el 26 de febrero de 2033 por haberle quitado la vida a sus dos hijos, pero la mujer andaba muy campante ya disfrutando de su libertad.

Seferina le quitó la vida a sus dos hijos Joaquín de 10 y Vanesa de 8 años. Ambos pequeños fueron DEG0LL4D0S por su madre en orillas del río Cajones el 7 de septiembre del 2002, a casi 200 kilómetros de la localidad de Caranavi en Bolivia.

A pesar de todo, se supo que la mujer fue liberada por José Ayaviri Siles, exjuez de Ejecución Penal Tercero de la Capital del departamento de La Paz y ya andaba como una mujer libre faltando más de 10 años por cumplir su sentencia.

Sin embargo, la mujer acaba de ser recapturada el pasado viernes. La mujer fue beneficiada con un modus operandi similar al que otros criminales se beneficiaron. De acuerdo a los reportes. La señalada fue beneficiada con detención domiciliaria.

El 2003 la acusada fue sentenciada a 30 años en prisión, no tenía derecho a fianza, según el juez cautelar Williams Dávila.

En la resolución se estableció que se encontró plena convicción que la madre fue qui cometió el hecho, lo que además fue corroborado con las pruebas que se obtuvieron en la reconstrucción de la audiencia de prueba, entre otros elementos que se mostraron.

“Se constató que la imputada es la autora, pues actuó con alevosía y ensañamiento, además confesó, por tanto se la condena a 30 años de presidió sin derecho a indulto “, indicó en ese tiempo la autoridad al momento de emitir la sentencia.

Primero la acusada acabó con la vida de su hijo Joaquín de 10 años. Vanesa de 8 años estaba observando todo y antes de quitarle la vida le dijo: “mamita no me M4TES, soy tu compañerita”, fueron sus últimas palabras.

La fémina confesó además que cometió la tragedia porque un enamorado que ella tenía le dijo que sus hijos eran un estorbo para ellos dos. Observa los dos videos con estas lamentable historia.