Tenía 10 años.

Un hecho que ha provocado conmoción en varios lugares de los Estados Unidos, es el caso de una niña de tan solo 10 años que se quitó la vida. El lamentable hecho ocurrió en Foxboro, Utah.

La pequeña fue identificada como Isabella Faith Tichenor, y su madre responde al nombre de Brittany Tichenor-Cox.

Poco antes del triste suceso, la niña le expresó a su madre que “la amaba y que también amaba a Dios”, y esa fue la última vez que se comunicaron con ella. Luego la hallaron sin vida.

La niña, que tenía rasgos de autismo, le había dicho a su familia que estaba siendo intimidada y acosada en la escuela primaria, pero dicen que no le hicieron caso después de plantear estas inquietudes a los profesores.

De raza negra, la pequeña era insultada por el color de su piel, sus cejas y hasta un lunar en su frente, señaló la madre.

El abuelo al que llaman Gregory Tichenor, comentó: “Mi hija fue con la maestra y ella fue con el director, pero no hicieron nada al respecto.

“Esto pasó durante meses y no se hizo nada. “Fue tanto verbal como físico”.

Su impactante caso provocó una ola de ira de personas que protestaron por no atender este caso cuando todavía había tiempo.

El sonado caso también intensificó en el estado de Utah, en el Distrito Escolar Davis, que hace poco fue reprendido por el Departamento de Justicia por no tomar medidas al respecto.

El informe del Departamento de las autoridades decía: “Nos dimos cuenta que el distrito, en muchas escuelas era muy indiferente al clima áspero y hostil en asuntos raciales”.

Su abuelo agregó: “Ella era una niña hermosa. Le encantaba estar en el patio de recreo y también le gustaba mucho estar con la familia. Tenía un vínculo muy cercano con sus cinco hermanos.”

Brittany, le dijo a la prensa: “Nada. No se hizo nada para protegerla. No se corrigió la manera como los niños estaban actuando”. Penosamente, el tormento de la niña continuó día tras día hasta que no aguantó mas.