Obsesionado.

En el sector El Uno de Güigüe, en Carabobo Venezuela, todos hablaban de la desaparición de la niña de 11 años, identificada como Mariangela Hernández.

Su familia ya llevaba tres días sin saber nada de ella. La buscaban por todo el caserío hasta que dieron con el cuerpo sin vida de ella en una zona boscosa.

A los pocos minutos, muchos de sus habitantes llegaron a ver el cuerpo sin vida de la niña de apenas 11 años. Tenía varias PUÑAL4D4S.

Alrededor muchos curiosos de el lugar, uno de ellos era su vecino, Carlos Alfredo Magdaleno Vivas, de 29 años de edad (No olviden ese nombre). Todos estaban consternados y furiosos por el caso.

Los señalamientos no tardaron: “Fue ‘Cara Cortada’. Tuvo que haber sido él”, comentaban algunos.

Y es que el sujeto, llamado Cara Cortada habría estado implicado en tres casos de VI0L4CI0N y ASES1N4T0S, pero tenía tiempo que no frecuentaba la comunidad.

Al velorio de la niña asistieron varios habitantes. Amigas de Mariangela y su vecino Carlos Alfredo Magdaleno Vivas. ¿Cómo no asistir, si la niña era su vecina y la conocía desde muy pequeña?

También Carlos Alfredo Magdaleno Vivas fue al entierro. Le llevó flores y la lloró junto con su familia.

Mientras tanto, en la comunidad, los investigadores seguían buscando pistas del responsable de cometer el hecho.

Los investigadores fueron tocando casa por casa. Recopilaban versiones. Hacían revisiones del lugar del suceso. Buscaban evidencias, testigos. Hasta que dieron con un testigo clave.

El testigo declaró que el día de la desaparición de la niña, la vio caminando junto a Carlos Alfredo Magdaleno Vivas, su vecino. Ella se detuvo a conversar con otra persona y  Carlos siguió, pero la esperó unos metros más adelante, monte adentro.

Cuando fue interrogado, Carlos Alfredo Magdaleno Vivas quiso dar otra versión, diciendo que ese día estaba en otro lugar contrario a lo que había dicho el testigo clave. Ahí empezaron las sospechas.

Luego de más interrogatorios, las autoridades llegaron a la casa de Carlos para arrestarlo, pero este había escapado.

Dentro de la improvisada vivienda, encontraron la ropa que el hombre tenía puesta ese día. Se podían ver las manchas secas de S4NGRE. Los detectives estaban seguros que Carlos no dijo la verdad y de inmediato salieron a buscarlo y lograron atraparlo.

Finalmente Carlos confesó el hecho y dijo que le habría molestado que la niña hablara con alguien más. Le llevaba 18 años de diferencia en edad. No tenían una relación amorosa, pero, al parecer, estaba obsesionado con Mariangela. La quería para él.

Declaró que ese día, poco antes, como a las 7 de la mañana, él le ofreció a Mariangela unos panes y la invitó a tumbar mangos. Al reencontrarse, discutieron por aquella conversación. Mariangela, lo amenazó con denunciarlo por “manosearla”.

Ya que el tipo la tocaba con frecuencia y ante la posibilidad de verse delatado, atacó a la niña con un cuchillo, que luego lanzó en un lugar cercano. Le dio 14 PUÑAL4D4S pero dijo no haberla VI0L4D0. Observa el video con la historia.